Conozca los cinco filmes clásicos con claves de fe que marcaron y cambiaron la vida de muchos de sus espectadores.

La Pasión de Cristo (2004)
Dirigida por Mel Gibson, recrea la pasión de Jesús de Nazaret de acuerdo a los evangelios canónicos. Así, recorre su historia desde cómo se convierte en un hombre seguido por un gran número de personas hasta su muerte en la cruz y posterior resurrección, todo ello ahondando en su calvario con los azotes, la corona de espinas y el camino con la cruz a hombros. Fue rodada en latín, hebreo y arameo, fue proyectada en versión original por deseo de Gibson.

La Pasión de Cristo (2004)

Ben-Hur (1959)
Un filme que es historia del cine. Basada en la novela homónima publicada por Lewis Wallace en 1880, está ambientada en Judea en tiempos del emperador Tiberio, cuenta con Charlton Heston como principal protagonista y logró hacerse con once premios Oscar. Entre ellos se llevó: la mejor película, mejor director, mejor actor, mejor actriz de reparto y mejor fotografía, una cifra que solo han conseguido igualar ‘Titanic’ y la tercera entrega de ‘El señor de los anillos’.

Ben-Hur (1959)

Los diez mandamientos (1956)
Nuevamente Charlton Heston en una película perfecta para ver en Semana Santa. Esta adaptación del pasaje de Moisés se convirtió en una superproducción y dura casi cuatro horas. Fue nominada a siete categorías en los Oscar y relata cómo un recién nacido Moisés es recogido de un río por la hija del faraón, Bitia, que lo cría en la corte real. Años después, y tras haberse ganado el cariño del faraón, descubre su origen hebreo y abandona su vida como príncipe antes de ser expulsado de Egipto.

Los diez mandamientos (1956)

Jesús de Nazaret (1977)
Técnicamente no es una película, sino una miniserie de televisión. Pero fue tan aplaudida que merece un sitio en este listado. De hecho, aseguran que el papa Pablo VI, tras verla, recibió al director Franco Zefirelli para agradecerle lo que había hecho. Esta obra relata toda la vida de Jesús.

Jesús de Nazaret (1977)

Marcelino, pan y vino (1954)
La película dirigida por Ladislao Vajda y protagonizada por Pablito Calvo está alojada en el corazón de varias generaciones y consiguió un gran éxito tanto a nivel comercial como de crítica. Está basada en la novela homónima de José María Sánchez Silva y cuenta la historia de Marcelino, un niño recogido por unos frailes franciscanos que se hace amigo de un Cristo crucificado alojado en el desván del convento con el que habla y al que le sube pan, vino y todo lo que llega a encontrar. Se llevó el Oso de Plata en el Festival de Berlín.

Marcelino, pan y vino (1954)