La Defensoría de los Habitantes ha tomado una posición activa en la protección de menores de edad en el caso de Keibril y su mamá, una niña de tan solo 13 años de edad.

En un esfuerzo por garantizar la seguridad y el bienestar de la menor, el ente defensor ha presentado una solicitud al Patronato Nacional de la Infancia para obtener detalles específicos sobre su protección en este caso.

La Defensoría de los Habitantes ha pedido al PANI que revele si existe un expediente abierto por el caso y ha solicitado una revisión detallada del Plan de intervención anterior a los hechos, así como una copia de la denuncia penal presentada.

Es importante que el PANI proporcione información completa y transparente sobre las medidas tomadas para proteger a Keibril y su madre, y cualquier información adicional que pueda ayudar en la búsqueda de la bebé desaparecida ya que el Hospital Max Peralta y el Ministerio de Educación Pública han declarado que utilizaron los protocolos correspondientes, lo cual puede arrojar indicios de negligencia por parte del PANI.

La Defensoría de los Habitantes continuará monitoreando de cerca esta situación y tomando medidas para garantizar que se respeten los derechos de los menores de edad en todo momento.

Avatar