San José, Costa Rica. En un impactante discurso, el Diputado Diego Vargas, del Partido Liberal Progresista (PLP), compartió una historia de «secuestro» vivida el pasado 21 de enero.

Vargas relató cómo -a través de una llamada, de un número extranjero- recibió la noticia de que un familiar cercano estaba en manos del Cártel Jalisco Nueva Generación. Con detalles estremecedores, describió la llamada que recibió, donde el secuestrador amenazó con quitarle la vida si no se cumplían sus demandas.

El legislador, visiblemente afectado, subrayó la ausencia de medidas legislativas claras en el país para afrontar casos atípicos como este. La falta de regulación ha dejado a las víctimas en un limbo legal, donde se ven obligadas a lidiar con la desesperación y la incertidumbre ante este tipo de estafas.

…nos está llevando puta, en este país, con el tema de la seguridad. Y ayer, para buena suerte, y no sé qué pasó, me sentí con fuerzas para ser, a nivel familiar, quien representara la negociación con estos hijos de puta».

Diego Vargas, diputado del Partido Liberal Progresista (PLP)

Vargas, mediante el control político, confesó que no ha sido la única víctima. El mismo día, en Guanacaste, varias familias pagaron $5.000 por el supuesto secuestro.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) emitió la alerta, anunciando este tipo de estafa y advirtió que no deben ser contestadas video llamadas de números desconocidos de números nacionales e internacionales.

En un llamado urgente a la prensa, Vargas destacó la responsabilidad de hacer eco de este dramático suceso que pone de manifiesto las crecientes amenazas a la seguridad en el país. Afirmó que la situación requiere acciones inmediatas y cambios legislativos para hacer frente a estos criminales.

andrea castro

Porandrea castro

Periodista