Expertos afirman que el pan es un alimento básico y altamente nutritivo que aporta muchos beneficios a la salud. Este alimento es rico en carbohidratos complejos, proteínas, fibra, vitaminas B y minerales esenciales como hierro, zinc y magnesio, y es bajo en grasas saturadas, convirtiéndolo en una excelente opción para aquellos que buscan mantener una dieta equilibrada y saludable.

La compañía internacional de alimentos Puratos, especializada en soluciones innovadoras para panadería, pastelería y chocolate, está invirtiendo en la investigación de la relación entre la salud gastrointestinal y el pan.

La fibra en el pan ayuda a mantener una digestión saludable, lo que reduce el riesgo de enfermedades gastrointestinales y problemas de peso. Además, el pan es altamente versátil y puede ser disfrutado de muchas maneras diferentes, desde rebanadas simples hasta tostadas, bocadillos y comidas completas.

La Directora de Marketing para LATAM de Puratos, Evelyn González, afirma que el Grupo está trabajando en proyectos tanto a corto como a largo plazo para llevar al mercado ingredientes de alta calidad amigables con los intestinos. Para comprender mejor el efecto del pan en la salud intestinal, Puratos y sus universidades asociadas han invertido en tecnologías innovadoras.

El equipo está utilizando un nuevo simulador que modela el tracto intestinal humano llamado SHIME para estudiar los efectos de determinados hábitos dietéticos, nutrientes o alimentos en condiciones estandarizadas.

Los resultados iniciales de la investigación indican que la fermentación de la masa madre y las enzimas pueden tener un efecto positivo en la salud intestinal al aumentar la cantidad y el tipo de compuestos prebióticos del pan, que ayudan al microbioma intestinal a mantener un equilibrio saludable y a inhibir el crecimiento de bacterias patógenas. La investigación continúa para confirmar estos resultados y ampliar la comprensión del impacto del pan en la salud intestinal.

Avatar