Por Andrea Castro R.

El equipo auditor del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) evaluará esta semana las prácticas de pesca en el país para la captura de especies como el atún aleta amarilla, dorado y pez espada, así lo informó la institución, a través de un comunicado, esta mañana.

Según el MAG, trata de un paso necesario para avanzar en un proceso de certificación pesquera hacía el Marine Stewardship Council (MSC), entidad independiente que premia a las pesquerías del mundo que adoptan prácticas de pesca sostenible. 

“Este Proyecto FIP es el primero de su tipo en Costa Rica y es clave para que el país fortalezca a nivel global su posicionamiento internacional. El proceso de auditoría al que se someten las pesquerías es voluntario y es clave para confirmar el trabajo que venimos haciendo por una pesca responsable en el país. Esto supone un incentivo para que se produzcan cambios en las prácticas de trabajo al nivel de la pesquería, minimizando problemas tales como la pesca ilegal, las capturas incidentales y los impactos medioambientales. Es una apuesta ganadora para todas las partes” afirmó Heiner Méndez Barrientos, Ministro de Pesca y Acuicultura.

La auditoría de este proyecto incluye una revisión inicial de los avances y productos reportados en la plataforma y una serie de entrevistas presenciales con participantes del proyecto y actores interesados en la pesquería, señala el comunicado.

El informe de prensa agrega que la evaluación incluye los tres principios para la certificación Marine Steward Council (MSC), mismos tienen que ver con el estado y la salud de las poblaciones de peces; el impacto de la pesquería en el ecosistema circundante, y si se está minimizando el impacto ambiental y; finalmente, la efectividad y las prestaciones del sistema de gestión de la pesquería.

El primer FIP de atún, dorado y pez espada de nuestro país es una oportunidad para mostrar al mundo que el país está avanzando de manera importante en la consolidación de pesquerías sostenibles, sostiene el MAG.

De acuerdo con datos de Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER), la exportación de atún, pez espada y dorado alcanzó los $26,8 millones en el 2018 y el 95% de las exportaciones de dorado van hacia Estados Unidos, siendo también este país el principal destino del atún.

Se benefician más de 70 mil personas que trabajan vinculadas al sector pesquero con la mejora en las pesquerías de atún, dorado y otras especies de pelágicos que impulsa el país, finaliza el comunicado.