Una serie de hechos violentos sacudió varias zonas de Costa Rica durante la noche del jueves.

Según informes de la Cruz Roja Costarricense, la primera de las situaciones ocurrió en Matapalo de Sámara, en Nicoya, Guanacaste, donde un joven de 22 años perdió la vida tras recibir un disparo en el tórax.

Apenas 21 minutos después, en Sarapiquí de Heredia, se reportó la muerte de un hombre que recibió varios disparos en la cabeza mientras viajaba en una moto junto a una mujer, que resultó herida. Todo apunta a que fueron atacados por dos individuos que se movilizaban en moto.

Horas más tarde, en Liverpool de Limón, un hombre adulto perdió la vida en circunstancias que aún no han sido aclaradas.

A continuación, en Carrandí de Matina, se produjo la situación más violenta de la noche, cuando una balacera acabó con la vida de tres hombres y dejó a otros dos heridos. Los fallecidos tenían 38, 29 y 24 años respectivamente.

Finalmente, en Vargas Araya de Montes de Oca, se registró una persecución y balacera que despertó a los residentes de la zona.

Tras la persecución, un vehículo se estrelló contra un poste y de otro carro bajaron individuos armados que acabaron con la vida de dos hombres de entre 20 y 30 años. El suceso tuvo lugar cerca de la Universidad Latina y en una zona residencial donde residen estudiantes y familias.

Avatar