Proyecto liderado por el TEC

Las microalgas utilizadas como suplemento en el alimento que se le da a los peces cultivados en granjas sirven para mejorar la salud de los animales, aumentando la productividad.

También tienen el potencial de reemplazar en parte la costosa proteína que forma la parte central de los concentrados y así atenuar la huella ambiental que se produce en su fabricación.

Por más de un año, los especialistas del TEC estudiaron los efectos de agregar microalgas en el alimento que se le da a los peces, particularmente tilapias, en los cultivos de acuicultura.

En cuanto al alimento hemos tenido resultados muy exitosos, se ha reducido hasta un 50% la mortalidad en las primeras fases de vida de los peces”, explicó la ingeniera en Biotecnología Francinie Murillo Vega, coordinadora del proyecto.

Los estudios demuestran que las microalgas definitivamente mejoran la alimentación de los alevines, lo que tiene efectos positivos en el desarrollo de sus sistemas inmunológicos y crecimiento. De esta manera se reduce la mortalidad, teniendo un efecto económico positivo para la producción.