Dom. Jun 16th, 2024

En Costa Rica, 92 estudiantes de carreras tecnológicas de 10 países de Centroamérica y el Caribe participan en la novena edición del Programa Semilla para el Futuro de Huawei. Este programa selecciona estudiantes destacados y les ofrece una experiencia tecnológica y cultural con expertos de la industria Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

«Nuestro propósito principal es apoyar esos países en donde operamos, en transmitir esos conocimientos de valor que las futuras generaciones necesitan para poder apoyar la transformación digital de sus países, expresó Carolina Herrera», gerente comunicaciones de Huawei para Centroamérica y el Caribe.

Durante 8 días, los estudiantes de Costa Rica, El Salvador, República Dominicana, Venezuela, Jamaica, Trinidad y Tobago, Surinam, Panamá, Honduras y Guatemala, explorarán tendencias tecnológicas, asistirán a clases y mejorarán sus habilidades interpersonales. También trabajarán en proyectos sociales y ambientales. Los mejores proyectos podrían recibir un financiamiento de $100,000 USD.

Herrera agregó que el gigante chino cubrió todos los gastos de los más de 90 jóvenes y también los llevará a hacer turismo por algunas partes del país.

Estudiantes en capacitación virtual desde china. Fuente: Wilbert Lizano

Huawei se enfocó -en esta ocasión- en aumentar la participación de mujeres en el programa, la cual ha crecido al 44%.

Katherine Rodríguez, representante de la delegación de República Dominicana y estudiante de ingeniería industrial trabajan en un proyecto para acabar con el Sargazo en su país, un alga marina que -según Rodríguez- afecta el turismo de su país.

La delegación de Venezuela espera ser parte de la revolución tecnológica que necesita su país. Estos trabajan en un proyecto para poder llevar agua potable, específicamente a los hospitales.

El Salvador trabaja en un proyecto de seguridad para seguir apoyando a su país en este tema.

«Actualmente El Salvador como que ha tenido muchos cambios no solo políticos, sino a nivel tecnológico y social, entonces creo que traer conocimientos más sólidos a nuestro país y con ese intercambio cultural y obtener diferentes opiniones, es una de las razones por las cuales me decidí aplicar al programa», contó Andrea Figueroa, participante salvadoreña.

Los costarricenses que participan de este encuentro esperan colaborar al sector agrícola del país.

El programa ha estado en marcha durante 15 años a nivel global y desde 2015 en Centroamérica y el Caribe, beneficiando a más de 400 estudiantes de 10 países en la región.