Mié. Jul 17th, 2024

La región de los Pirineos Orientales se enfrenta a una de las sequías más graves desde 1959, según las autoridades francesas.

El Gobierno francés anunció el pasado viernes que prohibirá la venta de piscinas de jardín en los Pirineos Orientales (sur), debido a la persistente sequía que afecta la zona.

El ministro de Transición Ecológica, Christophe Béchu, declaró que los lugareños no pueden permitirse llenar sus piscinas mientras la región sufre por una gran escasez de agua, «Tenemos que salir de nuestra cultura de la abundancia», señaló a la emisora RTL.

Si se permitiera comprar piscinas, la gente «podría tener la tentación de llenarlas aunque no esté permitido», agregó.

En la nueva normativa, que entrará en vigor el próximo 10 de mayo, también figura la prohibición de regar el césped, las flores o lavar el coche.