Dom. Jun 16th, 2024

Durante el 2023 la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) destruyó más de 14 mil cilindros de gas hechos de hierro y aluminio que no cumplían con la normativa técnica vigente. Esta cifra representa un incremento de un 89% a diferencia de 2022, año en el que se eliminaron más de 7 500 cilindros.

Por medio de esta destrucción ARESEP busca garantizar la seguridad de las personas usuarias mediante inspecciones en plantas y comercios. Donde se detecta y se detiene la venta de cilindros que presentan corrosión, fugas o golpes. Esto con el fin de evitar poner en peligro la salubridad de los usuarios.

Dicha entidad, prioriza la eliminación de estos envases de aluminio porque sufren un desgaste en el espesor de la lámina por debajo del mínimo establecido. El espesor es el que garantiza que el cilindro soportará la presión del gas, por lo tanto, este defecto genera una alerta de seguridad sobre su uso.

La selección de los cilindros que se retiran se hace mediante dos mecanismos:

  1. Inspecciones de ARESEP:  Se visita a las empresas envasadoras y comercios para verificar el estado de los cilindros. Durante las inspecciones se envía a revisión y destrucción los envases que presentan golpes, corrosión, fugas o que no superen las pruebas a las que son sometidos.
  2. Las empresas envasadoras como parte de sus operaciones internas identifican los cilindros que representan un peligro y los retiran del mercado.

Declaraciones de: Ing. María Elena Martín- coordinadora del Programa de Evaluación de la Calidad del Gas