Mié. Jun 19th, 2024

Las autoridades detuvieron esta mañana, en San Pablo de Heredia, a una mujer de apellido Araya como sospechosa del delito de hurto agravado.

Al parecer, la mujer, quien trabaja en la CCSS, sacaba las tarjetas de crédito y débito de los bolsos de sus compañeros, realizaba compras y luego las devolvía sin que estos se dieran cuenta.

Tras revisar sus estados de cuenta bancarios, los ofendidos presentaron la denuncia ante la policía judicial.

Los robos se daban los días lunes y jueves cuando Araya asistía a la oficina a trabajar de manera presencial.