Mié. Jun 19th, 2024

Como parte de las actualizaciones de la evolución del operativo “Atardecer”, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) informó que más de 180 animales fueron trasladados durante el operativo “Atardecer”. Lamentablemente reportaron la pérdida de 7 animales, dos venados adultos, un tepezcuintle adulto y cuatro aves.

Pablo Vásquez, líder del operativo y biólogo del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) del MINAE, informó que ya se trasladaron los cuerpos para hacerles la necropsia (autopsia) respectiva para determinar las posibles causas del deceso. Estos análisis serán realizados por la Universidad Nacional (UNA).

El deceso se puede deber, a las condiciones de los animales y su cautiverio, lo cual puede promover una mayor predisposición por las condiciones propias de dieta, edad y espacio limitado de un recinto y las propias de la especie. Sin embargo, se podrá tener mayor certeza de las posibles causas del defunción, posteriormente con los resultados de la necropsia y otras pruebas que fueron realizadas a los animales en día del traslado.

El cautiverio en los animales silvestres es antinatural, no pueden expresar sus comportamientos naturales totalmente, por lo que eso les causa un estrés constante. Años de cautiverio, con pocos estímulos y recintos pequeños con pocos elementos naturales pueden aumentar el estrés.

Además, el no contar con la información completa del estado de salud y manejo de cada animal, ya que la fundación no entregó los expedientes clínicos y de manejo, aumenta los riesgos de cualquier procedimiento y seguimiento para estos animales silvestres.

Actualmente los especialistas están buscando una adaptación paulatina a sus nuevas condiciones de cautiverio. Es por ello que, todos los procesos se llevan a cabo lentamente, promoviendo su bienestar y tratando de reducir el estrés en esta nueva etapa de su vida.

Según detalló Franz Tattenbach, ministro de Ambiente y Energía, los demás animales están en buenas condiciones, sin embargo, siguen en valoración médica y de comportamiento, que no concluirá hoy, el monitoreo es constante y realizado por especialistas.

“Los animales ya iniciaron los procesos de cuarentena y estos pueden durar 40 o más días, dependiendo de la especie, además de las condiciones propias de cada individuo,” añadió.

De momento, quedan en el Simón Bolívar, algunas tortugas en la laguna, que serán trasladadas según la planificación del operativo durante los próximos días.

Dra. Karen Lu – UNA