Mar. Abr 16th, 2024

“Esto es terrorismo”, dijo el presidente del país, William Ruto. Paul Mackenzie Ntenghe dijo que habría hasta mil personas en un boque negándose a comer en su afán por “conocer a Jesús”.

En el sur de Kenia, se han encontrado 58 cadáveres de presuntos miembros de una secta religiosa que ayunaron hasta la muerte para encontrarse con Jesucristo.

Los cuerpos fueron encontrados en el bosque de Shakahola, donde las excavaciones aún continúan. El líder de la Iglesia Internacional de la «Buena Nueva», Paul Mackenzie Nthenge, habría instado a sus seguidores a ayunar para «conocer a Jesús».

«Hasta ayer (domingo) se había confirmado la muerte de 47 personas. Sin embargo, hoy tenemos 11 adicionales, lo que hace un total de 58 personas muertas confirmadas», afirmó Koome. «Condenamos enérgicamente cualquier forma de organización religiosa que promueva creencias extremistas y opere fuera de los límites de la ley», expresó el alto mando policial.

El presidente de Kenia, William Ruto, ha calificado esta acción como un «tipo de terrorismo». Además, la Cruz Roja de Kenia se han reportado 112 personas desaparecidas en la zona.

Paul Mackenzie Nthenge tiene un largo historial
El líder de la secta ha dicho a las autoridades que si buscan, encontrarán a más de mil personas que fueron a «encontrarse con Jesús”.

En tanto, el presidente de Kenia, William Ruto, dijo este mismo lunes que se buscan cadáveres, pero también posibles sobrevivientes. «Lo que estamos viendo en (el distrito costero de) Kilifi es un tipo de terrorismo», dijo el mandatario.


Nthenge ya había sido detenido anteriormente por convencer a muchos niños a no asistir a la escuela y por la muerte por inanición de dos niños, pero fue liberado después de pagar una fianza de 700 euros.

andrea castro

Porandrea castro

Periodista