Mar. Abr 16th, 2024

El norte de la India se encuentra enfrentando graves consecuencias a causa de las fuertes lluvias que han provocado inundaciones y dejado un saldo trágico.

En las últimas dos semanas, al menos 98 personas han perdido la vida, mientras que miles de individuos se encuentran atrapados o incomunicados en las montañas, según informó el Gobierno regional.

El estado de Himachal Pradesh, a través de su autoridad de gestión de desastres, reportó un total de 88 víctimas mortales desde el 24 de junio, además de 16 personas desaparecidas.

Además, en el estado vecino de Punjab, el ministro de Hacienda de la región, Brahm Shankar Jimpa, comunicó que se han registrado al menos diez fallecidos, según informó la agencia india ANI.

Estas cifras reflejan la magnitud de la situación y la urgente necesidad de llevar a cabo labores de rescate y asistencia para aquellos que se encuentran en peligro.

Las autoridades están trabajando incansablemente para brindar apoyo a las personas afectadas y garantizar su seguridad en medio de esta crisis desencadenada por las torrenciales lluvias.

EFE.