Mié. Jul 17th, 2024

En medio del conflicto bélico y la constante amenaza de misiles rusos, se llevó a cabo con éxito un histórico trasplante de corazón en Kyiv. Las autoridades del Instituto del Corazón del Ministerio de Salud de Ucrania anunciaron el lunes que una niña de 6 años recibió un nuevo corazón proveniente de un niño de 4 años, quien fue declarado con muerte cerebral después de sufrir un aneurisma.

Esta cirugía, que duró tres horas y se realizó el domingo por la noche, marcó la primera vez que se llevaba a cabo un trasplante de corazón en Ucrania en niños tan pequeños, según informó el instituto. El procedimiento fue un desafío tanto para los médicos como para el equipo quirúrgico, debido a la complejidad de trasplantar órganos en pacientes tan jóvenes.

El Dr. Boris Todurov, científico jefe del departamento de tratamiento quirúrgico, lideró el equipo médico responsable de esta intervención. «La operación se llevó a cabo sin problemas, y la niña fue extubada dos horas después del procedimiento», comentó Todurov en una publicación en su página oficial de Facebook.

El Instituto del Corazón difundió imágenes de la cirugía que mostraban a la madre del niño donante junto a la cama de la niña receptora.

«La operación fue un éxito, y el nuevo corazón late ahora en el pecho de la niña», expresó Oksana Dmytrieva, presidenta del subcomité del parlamento ucraniano sobre tecnologías médicas modernas y desarrollo de trasplantes, en una emotiva publicación en Facebook.

Además del trasplante de corazón, otros tres órganos del niño donante, dos riñones y un hígado, fueron trasplantados a otros dos niños en el Hospital Nacional de Niños «Ohmatdyt» en Kyiv.

Los riñones fueron trasplantados a un niño de 12 años proveniente de la parte ocupada de la región de Jersón, quien había estado esperando un trasplante durante más de 3 años. El hospital informó en una publicación en Facebook que también se realizó un trasplante de hígado a un joven de 15 años de la región de Kirovohrad.

Dmytrieva expresó su gratitud hacia los padres del niño donante, calificando su acto de noble en un momento tan difícil para la familia.

«Ustedes son personas con un corazón grande y bondadoso», mencionó. También deseó que el niño donante descanse en paz y una pronta recuperación para los pacientes que ahora tienen la oportunidad de tener una vida plena.

Dmytrieva destacó que los trasplantes no serían posibles sin la valiente decisión de los familiares de los donantes de salvar la vida de personas desconocidas después de sufrir la pérdida de un ser querido. Esta muestra de humanidad es lo más noble, especialmente cuando se trata de la pérdida de un hijo.