Mar. Abr 16th, 2024

El jueves pasado, a 166 kilómetros de Cabo Matapalo, Golfito, en el Pacífico sur, las autoridades capturaron una lancha vinculada al narcotráfico.

Los detenidos son tres ciudadanos costarricenses sin historial delictivo.

Esta exitosa operación contra el crimen organizado fue posible gracias a la colaboración estratégica entre las autoridades costarricenses y estadounidenses, quienes forman parte del Patrullaje Conjunto.

Según informó el Ministro de Seguridad Pública, Mario Zamora Cordero, la embarcación sospechosa fue interceptada a la 1:24 de la tarde del jueves por una lancha del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) del Guardacostas, durante un patrullaje a 90 millas náuticas (166 kilómetros) de Cabo Matapalo, Golfito.

La embarcación capturada es una nave de pesca comercial llamada «Marian Paola,» con matrícula de Golfito PG-6576, que levantó sospechas por su posible carga de sustancias ilícitas.

En una operación dirigida por la Fiscalía de Crimen Organizado, la lancha fue llevada hasta Golfito a las 10:30 de la mañana del viernes.

Después de una detallada inspección, se descubrió un compartimento oculto en una hielera, mezclado entre productos pesqueros y hielo, donde se encontraban ocultos los 605 paquetes de clorhidrato de cocaína, cada uno con un peso aproximado de un kilo.

El proceso de inspección también contó con el apoyo de un guía y un perro adiestrado de la Policía de Fronteras, cuyo olfato detectó las sustancias ilícitas.

Los ocupantes de la embarcación fueron identificados como tres costarricenses de apellidos Blanco Quirós, el capitán de la nave, Hernández Cubero y Barquero Castillo, ninguno de ellos con antecedentes penales.