Mié. Jul 17th, 2024

Una joven denunció un presunto abuso de autoridad por parte de la Fuerza Pública, a través de su cuenta de Instagram.

La mujer, identificada en dicha red social como «princessgang_», afirma que decidió salir con sus padres y un amigo a pasar un rato en un bar de Alajuela.

Según relató, el recinto estaba a un aforo bastante lleno por lo cual se dispuso a salir a tomar aire a la acera junto con su amigo. Acto seguido, arribaron algunas patrullas de la Fuerza Pública al lugar y varios oficiales bajaron de sus vehículos «bastante agresivos».

«Entiendo que tienen que hacer requisas, pero no creo que era la forma en que tenían que llegar. Se bajan bruscamente y ponen a todos contra la pared», recordó.

Seguidamente, explicó que un oficial le pidió la cédula a su acompañante y, tras sacar el documento de identidad, el oficial se lo arrebató bruscamente. Posteriormente, recuerda que le reclamó al policía por la mala forma de dirigirse hacia las personas presentes y el efectivo le habría dicho de forma grosera «cállese el hocico».

Tras la queja de la denunciante y de acuerdo al relato, el oficial la invitó a «ponerse a caminar» orden que la joven acató y tras dar un paso menciona que fue tomada del cuello violentamente por el oficial en cuestión.

«Me pegó contra la pared y me dijo: ‘ajá, eso era lo que querías, ¿creés que por ser mujer no te puedo agarrar, perra?’. Me agarraron los brazos y me los torcieron súper feo, el policía me tenía estrangulada y el otro policía me intentaba poner las esposas. Quiero aclarar que yo no le falté el respeto», narró la denunciante.

Tras la escalada de la situación, la mujer cuenta que comenzó a llamar a su madre, en ese momento fue tomada del pelo y empujada contra la tapa de un automóvil.

«Eran como 20 policías, tres-cuatro patrullas, motorizados. Los policías lo que hicieron fue agarrar a mi padrastro, le hicieron un candado y a mi mamá la golpearon. El policía me agarró y me subió a la patrulla, yo estaba demasiado paniqueada, no sabía qué hacer. Me hice a bajar, fue una reacción completamente humana, todo mi cuerpo tirando alertas diciendo ‘si vos no te bajás de acá, te van a matar’. Yo me bajé y estaba esposada, empecé a correr y el policía me agarró del pelo y me arrastró», aseveró.

Sumado a esto, comentó que fue arrastrada hacia la patrulla y empujada hacia adentro, además el oficial le habría dicho. «ajá, perra eso era lo que querías, venga pateeme. ¿Creés que por ser mujer no te puedo hacer nada?».

La muchacha denuncia que fue agredida a macanazos por uno de los efectivos policiales dentro de la patrulla mientras la tomaba del cuello y del pelo. En seguida encendieron la patrulla y arrancaron el vehículo mientras le pegaban puñetazos por la cara, según la denuncia pública que hizo a través de su cuenta de Instagram.

«Ustedes no saben la cantidad de pelo que me arrancaron con solo jalármelo, me pegaban la cabeza contra el carro. Tengo unos rasguños en el pecho, no podía ni siquiera ver dónde iba, me toqueteaba y me pegaba una y otra vez. Me decía ‘usted lo que anda buscando es que la duerma’. Los policías solamente se burlaban», rememoró.

En un determinado momento frenaron y le pidieron bajarse, aunque finalmente la bajaron a la fuerza rodeada de «un montón de policías».

Recuerda que no sabía dónde estaba aunque había un galerón «gigante» y lo único que había en él era una silla rodeadea de unos 15 policías. En el lugar continuó la agresión de acuerdo al relato de la joven.

Finalmente comenta que la liberaron en un lugar desconocido, caminó y estaba su madre esperándola fuera del portón.

Fuerza Pública desconoce el caso

Canal 1 contactó con Fuerza Pública para solicitar declaraciones al respecto; empero, indican que no tienen informes al respecto.

«No se ha recibido informe de denuncia de esa joven o su familia ante el Ministerio de Seguridad Pública o el Organismo de Investigación Judicial».

Asimismo, se indicó a este medio que no se referirán al caso debido a que no tienen conocimiento de una denuncia al respecto.