Dom. Abr 21st, 2024

El Papa Francisco ha designado al cardenal italiano Matteo Maria Zuppi como enviado especial del Vaticano para mediar en la guerra en Ucrania, según confirmó este sábado, la Santa Sede en un comunicado. Zuppi, que es arzobispo de Bolonia y presidente de la Conferencia Episcopal de Italia, ha sido elegido para «dirigir una misión que contribuya a reducir las tensiones en el conflicto de Ucrania».

«Los plazos de esa misión y su modalidad están actualmente en fase de estudio», explicó el portavoz vaticano Matteo Bruni. La Santa Sede se ha ofrecido repetidamente a mediar entre Rusia y Ucrania desde que Moscú lanzó su invasión a gran escala en febrero de 2022. Francisco habló por primera vez de una misión de paz cuando regresaba de un viaje a Hungría el mes pasado, pero no dio detalles.

«En la esperanza, jamás abandonada por el Santo Padre, de que esta pueda dar inicio a procesos de paz», termina el comunicado. En los últimos días algunos medios habían avanzado que Francisco, que se reunió este mes con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pretendía enviar emisarios a Kiev y a Moscú en un intento de mediación para detener la guerra en Ucrania, aunque esta estrategia «doble» no ha sido confirmada y solo ha designado a Zuppi.

Zuppi medió en 1990 con la Comunidad de Sant’Egidio en la guerra civil de Mozambique y también estuvo en 2017 en el acto de entrega de las armas del grupo terrorista vasco ETA en la localidad francesa de Bayona. Los medios habían apuntado ya que él sería el emisario enviado a Kiev. Y al arzobispo Claudio Gugerotti, gran conocedor de estos dos países y prefecto del Dicasterio para las Iglesias Orientales, como el interlocutor con el presidente ruso, Vladimir Putin. Sin embargo Gugerotti negó hace días esa información.