Dom. Abr 21st, 2024

Impulso universitario público para cumplir necesidades de mujeres, sus comunidades y proyectos

El impulso para que las poblaciones indígenas Cabécar y Bribrí en el cantón de Talamanca, Limón, conozcan más del uso de computadoras, gestión técnica administrativa, entre otras acciones, son parte de la labor que el Tecnológico de Costa Rica (TEC) promueve con su extensión universitaria.

Un ejemplo de esto son los talleres en el uso de sistemas operativos y herramientas de informática que realiza en mujeres de esta zona caribeña, así como capacitaciones y acompañamiento para el fortalecimiento de grupos de desarrollo comunitario.

Entre los beneficiarios está la Asociación de Mujeres Indígenas Cabécar Kábata Konana (Protectoras del Bosque y la Montaña), quienes han recibido soporte del TEC desde su constitución formal en noviembre del 2016.

Además del apoyo que da el TEC a las comunidades cabécar mediante estas capacitaciones en computación y componentes socio-organizativos, más allá del río Telire, también se siente la presencia de esta universidad.

El Centro de Capacitación Iriria Alakölpaú ubicado en Amubri de Talamanca es el punto donde los viernes por la noches y sábados por la mañana, un grupo de 26 indígenas se preparan para ser Técnicos en Administración de Empresas (TAE).

Este punto fue también clave pocos años atrás para la crear la Asociación de Guías Turísticos Indígenas Bribris de Talamanca (Agitubrit), organismo que obtuvo en el 2017 la declaratoria turística del Instituto Costarricense de Turismo (ICT)