Dom. Abr 21st, 2024

El mundo del cine se prepara para una semana especialmente movida con dos súper estrenos de películas ampliamente esperadas por las prometedoras historias que plasman en la pantalla grande.

Las películas en cuestión son «Barbie» y «Oppenheimer», dos producciones masivas que dividirán a los amantes del cine y pondrán indecisos a muchos. Ambas cintas se estrenarán en Costa Rica el próximo jueves 20 de julio.

Barbie

La película de la famosa personaje de juguete, dirigida por Greta Gerwig, tiene como protagonistas a Margot Robbie y Ryan Gosling quienes interpretan a Barbie y Ken, respectivamente.

Robbie, quien saltó a la fama por su participación en largometrajes como «El Lobo de Wall Street» y «I, Tonya», ha generado enormes expectativas tras aceptar dar vida a la legendaria Barbie.

El proyecto, distribuido por Warner Bros. Pictures y producida por Mattel Films, contó con un presupuesto de $100 000 000 (USD) y un reparto de lujo.

Entre algunos personajes presentes en la cinta se encuentran Ariana Geenblatt, Will Ferrell, John Cena, Kingsley Ben-Adir, Hari Nef, Emma Mackey, Helen Mirren, Nicola Coughlan, Michael Cera, Simu Liu, Dua Lipa y Scott Evans.

Oppenheimer

La película del reconocido Christopher Nolan, tres veces nominado a los Premios de la Academia y quien buscará llevarse definitivamente una estatuilla del «Oscar», genera grandes esperanzas pero también mucha incertidumbre al no tener gran contexto sobre la sinopsis.

De los detalles que se conocen, el más importante es que será una «biopic» de Julius Robert Oppenheimer, físico teórico quien jugó un importante rol en el desarrollo de la bomba atómica. Es interpretado por el aclamado actor irlandés Cillian Murphy, quien interpretó al controvertido Thomas Shelby en «Peaky Blinders».

El filme se basa, en gran parte, en la obra ‘American Prometheus: The Triumph and Tragedy of J. Robert Oppenheimer’, de Kai Bird y Martin J. Sherwin.

La producción de Atlas Entertainment, Syncopy Films y Universal Pictures, se desarrolla a lo largo de tres horas de metraje -la película más extensa de Nolan, tras superar a «Interstellar».