Dom. Jun 16th, 2024

Por: Andrea Castro R.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) reveló cifras alarmantes que posicionan al 2023 como el año más violento en la historia de Costa Rica, con un total de 907 homicidios, superando cualquier registro anterior y marcando un trágico hito para la nación.

Este récord representa un promedio de 2.5 homicidios diarios, con 253 más que en el ya preocupante 2022, hasta entonces considerado el año con más asesinatos. Las autoridades del OIJ atribuyen esta escalada de violencia a complejas coyunturas, destacando que más del 60% de los homicidios están vinculados al narcotráfico y a disputas territoriales entre estructuras criminales.

Evolución de homicidios de 2010 al 2023. Fuente: OIJ

Según el informe del OIJ, seis de las siete provincias experimentaron aumentos en los casos, siendo Alajuela la única excepción, aunque solo con una leve disminución del 3%. Por el contrario, San José lidera con un inquietante aumento del 86% en comparación con el año anterior.

Guanacaste y Cartago también presentaron incrementos significativos del 65% y 70%, respectivamente. Estos datos revelan una escalada preocupante de la violencia a lo largo y ancho del país.

Homicidios por provincia. Fuente: OIJ

El informe del OIJ no solo resalta el aumento en la cantidad total de homicidios, sino también en la brutalidad de los crímenes. Se registraron 36 homicidios triples en 2023, triplicando la cifra del año anterior. Además, las víctimas colaterales experimentaron un aumento alarmante del 188%, pasando de 18 fallecidos en 2022 a 52 en 2023.

Homicidios múltiples. Fuente: OIJ

Las autoridades se enfrentan a un panorama desafiante, con la necesidad apremiante de abordar las complejas raíces de esta creciente ola de violencia. El OIJ subraya la urgencia de estrategias integrales que vayan más allá de la contención policial, involucrando áreas cruciales como la educación y la prevención del crimen. La sociedad costarricense se ve llamada a la reflexión y la acción, mientras enfrenta las consecuencias de un año trágico que deja una marca indeleble en la historia del país.